La palanca

Glabalización de la injusticia social.


En mi opinión, es muy complicado llegar a tener una justicia social real, cuando no existe una justicia fiscal y una tributación equitativa que sea justa para todos. España, en estos últimos años, tiene un serio problema de ingresos provocado, entre otros factores, a la equivocada política fiscal que convierte a nuestro modelo en un modelo fiscal, en un modelo menos equitativo y más regresivo y que sigue ,Aunque cambie el gobierno, sin recaudar lo que debería.España sufre una insuficiencia recaudatoria que, sumando una anterior política de austeridad, se ha traducido en un preocupante deterioro de los servicios públicos básicos que son tan esenciales. Esa es la razón de que se haya criticado la política fiscal del Gobierno de durante estos años, reivindicado una verdadera reforma fiscal que configure un sistema más potente, en términos recaudatorios, en el que rentas iguales paguen lo mismo y en el que proporcionalmente paguen más quienes disponen de más recursos económicos. Todo eso sin olvidar la lucha contra el fraude fiscal, que debe ser reforzada, aumentando la plantilla y los medios materiales de la Administración Tributaria, para que se adelanten sus actuaciones sobre los grandes defraudadores y aumentando las sanciones efectivas a los defraudadores.

Creo que es lamentable que sabiendo el incumplimiento del objetivo de déficil, El gobierno se dedique a buscar culpables, en lugar de reconocer que se vienen ejecutanto politicas económicas erróneas y que el verdadero problema de déficit no es tanto un problema de exceso de gasto como de hundimiento de ingresos. Y que ese problema no se resuelve con las conocidas “chapuzas fiscales”, que, además de injustas, tampoco han garantizado una recaudación estable que permita atender los compromisos sociales y financieros que requiere una economía avanzada como la de España. Por no hablar del desinterés en la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

Precisamente, los que menos contribuyen, los que más defraudan y los que evaden impuestos son los que más recursos tienen. No soy yo quien lo piensa y dice, tambien los técnicos de Hacienda. Y aunque pienso que somos mayoría los que en su día creímos que Hacienda somos todos, a la luz de esta evidente injusticia fiscal, hay que reconocer que las élites nos ponen muy difícil mantener esa creencia. Quien se acuerda de los Papeles de Panamá y del baile de nombres de políticos, deportistas, artistas, empresarios…, que dejaron al descubierto la globalización de una injusticia fiscal.

Volver al Inicio »